Consejos útiles para sauna y baño turco


Cómo realizar un baño turco

Para conseguir un funcionamiento eficiente del hammam se aconseja la utilización de puertas que garanticen un cierre perfectamente hermético, evitando de esta forma las pérdidas de calor.

Una altura ideal

Para la altura del baño turco se recomienda no superar los 210/230 cm; alturas mayores que no se aprovechan físicamente representan un derroche de energía, puesto que el vapor y el calor tienden a subir

El techo inclinado o abovedado

Se recomienda una pendiente media del 10% para evitar el efecto lluvia cuando el vapor se condensa.

La elección de la madera para la sauna

La madera, para ser utilizada en la sauna, tiene que presentar una serie de características precisas de absorción del calor y de resistencia al estrés provocado por las oscilaciones de temperatura. Effegibi efectúa internamente todas las pruebas necesarias para garantizar que los materiales sean adecuados para durar en el tiempo y que respeten las características estéticas necesarias para realizar saunas perfectas.

Sauna y materias naturales

Las saunas sufren enormes tensiones térmicas, con una temperatura interna que puede alcanzar los 100 °C. Por ello los materiales que la componen son un factor decisivo de calidad. En las saunas Effegibi no se utilizan nunca componentes de plástico, puesto que a temperaturas elevadas podrían desprender sustancias nocivas. Al contrario, las maderas naturales garantizan un ambiente sano, agradable al tacto, que permanece invariable durante largo tiempo.

¿Estás interesado en la compra de una sauna o un baño turco?

Descarga la guía completa antes de la compra

Saunas y Hammam Effegibi
son proyectos realizados por diseñadores
de fama internacional

Todos los artículos Effegibi
se someten a controles cualitativos,
tanto bajo el aspecto estético
como funcional

Todos los productos Effegibi se pueden
proyectar a medida para realizar
su espacio de bienestar ideal

¿Preguntas?

ico-circle-white-faq